Pinamar vive un comienzo de verano anticipado con una ciudad repleta de turismo

Comparti la noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El verano adelantado comenzará oficialmente el 1 de diciembre como lo anunció el gobierno hace algunas semanas atrás, pero este fin de semana ya se puede ver un un poco de lo que podría ser la temporada 2021. Desde el viernes el ingreso a Pinamar se vio colmado de autos que cargados con elementos típicos de los turistas ingresaban desde la ruta por avenida Bunge hasta el mar. Es que el ingreso a Pinamar está como en la mayoría de las ciudades de la costa prácticamente liberado, es más ayer después de 9 meses también quedó habilitado el ingreso a Ostende pero con un control policial que realiza esporádicamente algún que otro pedido de documentación como suele ocurrir el resto del año.

La mayoría de los que llegaron a la ciudad son propietarios no residentes, pero también muchos visitantes que tienen amigos o familiares en Pinamar, como es el caso de Luis, empleado judicial que aprovechando la liberación de las rutas que conducen a la costa llego hace unos dias a descansar, y también visitantes de La Plata, que llegaron por algunos días para alojarse en casas de familiares. Los propietarios no residentes también llegaron a Pinamar con amigos, invitados a salir del encierro en el AMBA o en algunos de los puntos críticos de lo que fue la cuarentena este año.

Pero la pregunta es qué tipo de público ingresara a Pinamar desde enero? y esa pregunta ya tiene una respuesta, en su mayoría los que van a despedir el año frente a la costa de Pinamar, son propietarios no residentes y de una edad avanzada, esos veraneantes decidieron segun las estadisticas primero escapara del aislamiento despues de tantos meses, pero también tienen en claro que no quieren estar en la costa, cuando llegue el grueso de gente por temor a contagiarse, en su mayoría esas personas no confían demasiado en los sistemas de la salud de las ciudades costeras por su bajo nivel de complejidad, por lo que prefieren estar cerca de las grandes ciudades donde pueden ser atendidos de otra forma en el caso de contagio o cualquier otra contingencia.

Respecto de la hostelería que arranca en diciembre aun los comerciantes del sector son cautos, al igual que los gastronómicos, están esperando la evolución de la temporada dia a dia, porque realmente tienen incertidumbre sobre cómo será el verano, hay muchos comercios que decidieron reducir personal o no llamar aun a los empleados de todos los años, porque no se sabe que puede llegar a pasar. En la hotelería la cautela tiene que ver básicamente con los bajos niveles de reservas y también por los costos, Pedro Marinovic presidente de la asociación de hoteles de Pinamar confirmó a Pinamardiario, que muchos hoteles bajaron los precios inclusive porque hay servicios que no van a poder brindar este verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *