Cariló fue la estrella del fin de semana largo con casi un 90% de ocupación

Comparti esta noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El verano adelantado ya es un hecho en Pinamar y la costa en general, desde las primeras horas del viernes las rutas que conducen a las principales ciudades turísticas se vieron colmadas de autos que después de 9 meses de cuarentena pudieron decidir salir a descansar y tomarse un respiro después de un 2020 agotador en todo sentido. Ciudades como Gesell contabilizaron cerca de 60.000 turistas y las demás localidades costeras no fueron la excepción.

Pinamar fue uno de los puntos más elegidos por los turistas y dentro de nuestra localidad la estrella fue Cariló que tuvo una ocupación del 84.41%, lo siguieron Ostende y Valeria del Mar con un 72.24% y en tercer lugar quedó Pinamar con un 55.97% de ocupación en general sobre un relevamiento en 105 hoteles que volcaron la información a la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Pinamar.

Pasada la prueba de este fin de semana largo ahora se espera que las reservas de cara a lo que vendrá comienzen a subir debido a que anteriormente había muchas dudas sobre cómo serían las estadías de los veraneantes este verano. Hoy ya con los protocolos en marcha en hotelería y gastronomía será un poco más fácil poder hacer frente a la llegada masiva de turismo que se espera para enero, aunque el fantasma del Covid-19 aun es una preocupación para las autoridades sanitarias que notaron que en general hay mucho relajo de la gente por lo que se vio en el comportamiento en bares, mercados y comercios en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *