La policía bonaerense se prepara para el reclamo del jueves en Pinamar,Mar del Plata y Puente 12

Hay un sector de la fuerza policial bonaerense que consideran que las promesas que se hicieron el año pasado en los reclamos en Puente 12 después de la crisis policial que se vivió en su momento nunca fueron cumplidas por parte del gobierno y es por eso que se decidió realizar una nueva protesta en principio en Pinamar, Mar del Plata y Puente 12, este jueves 11 de febrero. Asdi lo aseguró el representante de la Defensoría Policial, Luis Tonil, en referencia a las movilizaciones que tuvieron lugar el año pasado y a los reclamos que nuevamente se vinculan también con el equipamiento de los efectivos.

Desde los sectores que lideran la protesta insisten en que quieren llegar a sentarse en una mesa de diálogo con las autoridades políticas provinciales para tratar de llegar a una solución y que alguien realmente escuche sus reclamos y necesidades.

Algunos de los puntos del reclamo

Dentro de los puntos más sobresalientes del petitorio de la bonaerense se encuentra la equiparación de sueldos con las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales (Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal Argentina, Policía de Seguridad Aeroportuaria). Al mismo tiempo, los efectivos reclamarán por el aumento de las horas extras, para que cada efectivo pueda realizar hasta cien horas mensuales de manera voluntaria, así como por mejor preparación física, académica y táctica para el personal operativo en cada semestre del año.

Otro reclamo que vuelve a tomar la agenda de negociaciones entre la policía y el gobierno que comanda Kicillof es la posibilidad de contar con acceso a la vivienda digna para la totalidad del personal como así también equipamiento de calidad. En este último punto se incluye, por ejemplo, la entrega de chalecos antibalas que no se encuentren vencidos ya que, según dijo Tonil, “la última compra de chalecos se hizo en 2015 y al día de hoy están todos vencidos”.

Dentro del petitorio, los efectivos también solicitan evaluación psicológica a todo el personal policial, así como asesoramiento y asistencia jurídica, reformas en las dependencias policiales con baños en condiciones y entrega de móviles, entre otros ítems.