El drama de los comercios inundados, sin luz, sin gas, sin poder trabajar, me volvia a mi casa llorando

El hilo siempre se corta por lo más delgado, de eso no caben dudas y Diego que es uno de los comerciantes que el pasado viernes sufrió una inundación en su local lo vivo en carne propia. Ya sabían que esa zona es peligrosa, porque desde hace años se inunda y las fotos de vehículos bajo el agua en las grandes sudestadas o tormentas de verano, son una triste postal de un Pinamar que no tiene las obras necesarias para este tipo de fenómenos.

En este caso la culpa política es repartida, porque ninguna de las administraciones que pasaron en los últimos 20 años en Pinamar, llevó adelante obras concretas para solucionar este tipo de problemas, ni Altieri, ni Porretti, ni De Vito, ni Muriale o Elizalde lo hicieron. Yeza que hace más de 5 años gobierna tuvo la oportunidad pero tampoco las llevó a cabo.

Las consecuencias son reales y concretas, las obras que se prometen y nunca llegan o el dinero que no se gasta en necesidades palpables, terminan complicando la vida a las personas, el caso de los comercios de Constitución y Valle Fértil, fue este fin de semana largo, un clarísimo ejemplo, que las prioridades de los políticos no son las mismas que las de los laburantes.

El caso de Diego no debe ser anecdótico, pero sí debe ser un ejemplo para hacerle saber a los que gobiernan que hay prioridades y que hay temas que no pueden aguardar. Diego desafío a la pandemia, si la desafío, porque cuando nadie quería gastar un solo peso en abrir un comercio el se arriesgo y a fuerza de préstamos y de esfuerzos personales puso su restaurante y desde alli comenzo a trabajar y a dar trabajo, nunca imaginaría que después de tantas cosas pasadas y ganadas, seria una lluvia o la inacción política lo que lo dejaría repleto de dudas y casi sin saber cómo seguir.

Por lo pronto se iniciaran acciones legales, para determinar quien o quienes son los responsables, porque según los comerciantes alguien se tienen que hacer responsable, las pérdidas son grandes y ya van además para 5 dias sin luz y lo mas importante sin poder trabajar como se debe. A nosotros nadie vino a preguntarnos como estábamos o si necesitábamos algo aseguro y finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *