Pablo Perrone habló sobre irregularidades en la entrega de alimentos en escuelas (SAE) por parte de acción social

Comparti esta noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los problemas en el área de acción social que maneja Javier Tumas parecen sumarse al escándalo de las tarjetas alimentar de hace unos meses atrás donde la justicia detectó que habían llevado adelante una estafa en plena pandemia con los alimentos de los más necesitados, por más de dos millones de pesos, por esa causa aun hay dos detenidos.

Pero ahora comenzaron a llegar denuncias de irregularidades en la entrega del SAE, Servicio Alimentario Escolar, en ese sentido Pablo Perrone hablo con Pinamardiario sobre esta situación y dijo que en el dia de ayer se mantuvo una reunión con autoridades educativas para saber qué es lo que está pasando y dijo que se vienen registrando retrasos en la entrega pero no de ahora sino desde el año pasado, Perrone dijo que este año hubo ocasiones en que desarrollo social no llevaba la comida para los chicos a las escuelas y tenían que ir los propios docentes a buscar los bolsones, a este 1 de Junio Perrone informó que las demoras son tantas que recien estan entregando comida que debía entregarse en el mes de marzo.

Además también crecieron las denuncias porque los bolsones que entrega el municipio no cuentan con todos los alimentos que deben tener según el contrato firmado con la provincia de Buenos Aires, esta situación no está sucediendo en otros municipios donde se entrega la misma ayuda dijo Perrone, acá hay una ineficacia y también insensibilidad de los funcionarios que manejan el área agregó.

Por estas denuncias que recaen nuevamente en el área que maneja Javier Tumas, es que se lo citó el concejo deliberante para que dé explicaciones de los atrasos y de los faltantes de productos en los bolsones algo que no debería estar pasando, Tumas culpo a la inspectora distrital porque no asumió en tiempo y forma dijo Perrone, que también tildó de gestión mentirosa a la intendencia Yeza y sentimos alarma por el rumbo que está tomando finalizo.