No van a parar hasta que maten a mi hijo, una mujer denuncia una detención arbitraria en Madariaga

Comparti esta noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La policía de Madariaga llevó a cabo en la madrugada del domingo un procedimiento en el barrio Quintanilla de esa ciudad, las primeras informaciones dan cuenta de que un vecino había denunciado una supuesta fiesta clandestina, los efectivos llegaron al lugar y se según la información detuvieron a dos personas por esta denuncia.

Marisa madre de uno de los jóvenes detenidos habló este lunes con Pinamardiario sobre el caso y dijo que la policía se equivocó de vivienda y que cuando ingresaron en busca de una persona que agredió una casilla policial se encontraron con los jóvenes durmiendo en una casa donde además funciona un merendero y los sacaron a la calle y allí habrían sido golpeados, según el testimonio de la mujer.

Sucede que el mismo joven y Marisa su madre habían sido detenidos hace unas semanas atrás por una circunstancia similar, la mujer afirma que cree que hay un tema personal en contra de su hijo y teme según sus propias palabras por su vida “No van a parar hasta que me lo maten” dijo este lunes a Pinamardiario la vecina.

En tanto los demás jóvenes detenidos fueron liberados y este último, fue trasladado en horas de la madrugada a Villa Gesell donde espera novedades sobre su situación.