La oposición contesta a Panzieri, Pablo Perrone, con la gente que tomaron es imposible que no choquen la calesita

Comparti esta noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El oficialismo local sigue abriendo frentes de batalla y expone a una oposición que dice los empuja a la actual situación financiera municipal. El concejal Pablo Perrone salió al cruce del jefe de gabinete de Yeza.

El jefe de gabinete de Pinamar Federico Panzieri acusó a la oposición de poner palos en la rueda y de empujarlos a la situación económica municipal, que no permitió pagarle los salarios a los empleados municipales. En ese sentido Pablo Perrone salió al cruce de esas declaraciones y sostuvo que desde el inicio de la actual gestión se incrementó la planta municipal en más de un 30% y que es lógico que con toda la gente que tomaron choquen la calesita.

Perrone dijo que el gobierno de Yeza, es el gobierno de la mentira y de impostación ya que en los últimos años la oposición le dio aumentos del 53 y del 49% muy por arriba de la inflación de ese momento, acá el problema es que este municipio gasta y contrata sin importar nada. Perrone asegura además que el municipio esta gastando en cosas que no tendria que hacerlo como por ejemplo los software de gestión que se le paga a una empresa de afuera cuando por otro lado la provincia te lo da gratis.

A pocas semanas del inicio de la campaña electoral el municipio tensa la relación no solo con la provincia sino también con los concejales de Pinamar y en medio de una fuerte pelea política Yeza deberá hacer frente a lo que resta del año con los números municipales con una baja recaudatoria según sus propias palabras, pero por sobre todas las cosas con una oposición que analizara cómo no lo hizo en los últimos años todos y cada uno de los gastos que se hicieron y que se van a realizar de aca en mas.

Esta no es una elección mas para el ejecutivo, están en juego los próximos años de gobierno, los últimos dos que le quedan a Yeza como intendente y lo que pase en las generales de noviembre tendrán un impacto directo sobre el futuro político inmediato de la actual gestión, que ya abrió varios frentes de batalla tanto locales como nacionales.