Pinamar tuvo la participación mas baja de la region en porcentaje de votantes

Comparti esta noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

En Pinamar este domingo solo fue a votar el 55,27% del total del padrón electoral, lo cual deja en evidencia un claro mensaje de los vecinos de la ciudad hacia la dirigencia política en general. Ya en las primeras horas del domingo en lugares clave de votación, se veía que la gente no se acercaba como en elecciones pasadas. En la semana previa al domingo de elecciones la mayoría de los candidatos que palpaban que algo como esto podía suceder, salieron a pedirle a la gente que fueran a votar, el mensaje evidentemente no llego o fue ignorado por un electorado cansado y con serios problemas sociales y económicos.

El humor social de Pinamar no es el mejor, eso lo saben las principales fuerzas políticas y quizás quien recibió la peor parte de ese enojo fue el oficialismo, al que los vecinos le dejaron un claro mensaje, casi lo podríamos comparar con lo que sucedió a nivel nacional y con las declaraciones de Victoria Tolosa Paz, “la gente dijo hasta acá”.

Y ese “Hasta acá” tiene todo un significado que hoy encarna la gestión del intendente Yeza, pero que a la larga se hace extensivo a toda la dirigencia política de Pinamar, porque si bien el Frente de Todos logro la mayor cantidad de votos en las urnas y fue la fuerza mas votada, también allí hay un claro mensaje, para ustedes también es “Hasta acá” .

Hay un sector de Pinamar, que fue y es relegado, un sector que esta en el olvido de los políticos, un sector que sufre desde hace años una indiferencia que los llevo a vivir una vida indigna, son esos postergados los que hoy van a definir la elección en la ciudad, esos son los que enviaron el mensaje, son los que viven en el Pinamar profundo, despreciado y olvidado por muchos de los que hace un mes les golpeaban la puerta de sus casas ensayando una preocupación ficticia, casi tan ficticia como los spots de campaña.

Los olvidados en Pinamar pusieron el freno de mano, se cansaron y lo mas importante se dieron cuenta que el poder real, no lo tiene ni el intendente, ni los concejales, ni los candidatos, ni siquiera los que militan a favor o en contra de, el poder real lo tienen los vecinos, aun los que no fueron a votar e intentaron así, demostrar que están cansados, cansados de las peleas mediáticas, de las bicisendas, de las calles inundadas, de las estafas con las tarjetas alimentar, cansados de los que critican pero cuando hay que defender a los que menos tienen miran para otro lado.

Sin dudas lo mas cruel de la pandemia que aun hoy estamos viviendo, es que dejo en carne viva y demostró quien es quien, que puso sobre la mesa las cartas verdaderas, que logro desenmascarar que veces un discurso es solo eso, un conjunto de palabras que en el caso de los políticos buscan el voto. Pinamar se va despertando, ojala en ese despertar también pierdan el miedo, ojala nuestros políticos también pierdan el miedo, ojala las urnas pierdan el miedo, por la simple y sencilla razón que el miedo paraliza y justamente lo que la ciudad necesita es crecer, con bases firmes potentes, con personas sin miedo, con jovenes que piensen proyecten y amen este lugar.