Exclusivo Tarjetas Alimentar: Que dice la resolución que procesa a los funcionarios de Pinamar

Comparti esta noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Pinamardiario accedió a la resolución completa del juez Bava dela ciudad de Dolores que decidió imputar primero y luego procesar a Javier Tumas actual y Nora Ponce en la causa de las tarjetas alimentar, además de trabarles un embargo por 12 millones de pesos sobre sus bienes como afirma el documento elaborada el viernes de la semana pasada.

 

En tanto en el mismo escrito se detallan las imputaciones tanto para Tumas como para Ponce y el Juez Bava dice lo siguiente:

IMPUTACIÓN. DESCARGO

Por los fundamentos que se expusieron en su momento (19/08/2021) se convocó a prestar declaración indagatoria en los
términos del art. 294 C.P.P.N. a los imputados, quienes comparecieron el 26 de agosto y se les reprochó la siguiente conducta:
Concretamente al Sr. Tumas se le endilgó lo siguiente: “haber tomado parte de una asociación de personas que -de modo
coordinado, permanente, estable, con roles y funciones diferenciadas, y mediante maquinaciones y ardides- se dedicó a cometer delitos, en cuyo marco cometió fraude en perjuicio de la administración pública nacional; no haber ejecutado las leyes y normas cuyo cumplimiento le incumbía en función de su cargo a fin de controlar y velar por el correcto funcionamiento de la administración a su cargo y haber permitido y participado en la sustracción de objetos, efectos y caudales cuya administración y custodia estaban confiadas en función del cargo a un funcionario dependiente de su área y servicio público que prestaba”. Concedida la palabra al nombrado, manifestó que por consejo de su abogado no iba a prestar declaración.

A la Sra. Ponce se le atribuyó la siguiente conducta: “haber tomado parte de una asociación de personas que -de modo
coordinado, permanente, estable, con roles y funciones diferenciadas, y mediante maquinaciones y ardides- se dedicó a cometer delitos, en cuyo marco cometió fraude en perjuicio de la administración pública nacional; no haber ejecutado las leyes y normas cuyo cumplimiento le incumbía en función de su cargo a fin de controlar y velar por el correcto funcionamiento
de la administración a su cargo y haber permitido y participado en la sustracción de objetos, efectos y caudales cuya administración y custodia estaban confiadas en función de su cargo y servicio público que prestaba” La nombrada prestó declaración, negó la participación en los hechos endilgados y brindó una explicación de lo sucedido en la repartición administrativa que tuvo a su cargo.

ANÁLISIS. MATERIALIDAD DEL HECHO. PARTICIPACIÓN

Examinado los hechos objeto de pesquisa y habiéndose formalizado lo normado en el art. 294 C.P.P.N., pasaré a desarrollar
los fundamentos por los que considero que son suficientes los elementos que obran en el sumario, que permiten sostener -de modo razonable, objetivo y con la certeza propia para esta instancia- que se encuentra acreditada la existencia del delito en el que participaron Javier Simón Tumas y Nora Analía Ponce, por lo que corresponde dictar su procesamiento.
Recordemos que este tipo de temperamento es un juicio de probabilidad, donde los elementos afirmativos superan a los negativos, debiéndose contar con elementos probatorios suficientes para producir

probabilidad -no definitivos ni confrontados- en cuanto a la materialidad del hecho y la participación responsable del imputado1, sirviendo para orientar el proceso hacia la acusación (vale decir, la base del juicio)

2. Basta entonces contar con la existencia de elementos de convicción suficientes para juzgar -en ese momento y provisionalmente- que se ha cometido un hecho delictuoso y que el imputado es culpable como partícipe del mismo3.
Este tipo de temperamento es de carácter provisorio, tiene alcance sobre la calificación de los hechos y el encuadramiento
jurídico de los mismos, determinando los límites de la imputación, para lo cual deben observarse los principios de legalidad y
congruencia, excluyéndose un juicio de certeza atento la naturaleza del mismo -propia de la instancia de debate y juicio-.
Conforme estas ideas es que pasaré a indicar las piezas procesales que tengo en consideración en el asunto, que dan cuenta
de la existencia de la materialidad del ilícito investigado y la participación penalmente responsable de los imputados en las
conductas que se les endilgó. Adelanto que a los fines de un mejor orden expositivo, ellas se tratarán de manera particular.

Esto forma parte de la resolución del pasado viernes dictada por el juez Martín Bava de la ciudad de Dolores.