Recolección de residuos, piden reunión de urgencia para tratar los pliegos en Pinamar y podría haber conflicto

Comparti esta noticia en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La empresa Santa Elena, viene desarrollando la actividad de recolección de residuos en Pinamar desde hace ya varios años, en la actualidad tiene un contrato extendido hasta el año que viene específicamente hasta el mes de abril, lo que suceda de ahí en mas hoy es una incógnita, y el tema preocupa no solo a sectores políticos locales sino a los trabajadores de la empresa, sobre todo por la continuidad laboral de muchas familias de trabajadores del sector.

En los últimos días del mes de octubre el representante de los trabajadores Damián Comas, elevo una nota al intendente de Pinamar para solicitar una reunión donde se pueda abordar esta problemática y tratar de llegar a un acuerdo que beneficie a la ciudad y también a sus representados, según supo Pinamardiario aun no tuvieron una respuesta y de no mediar charlas se podría llegar a un conflicto con la recolección a las puertas del verano, ya que el gremio privilegia la continuidad laboral de los recolectores.

La situación actual es al menos precaria, porque la empresa solo tiene por seguro que trabajara bajo las actuales condiciones por los próximos 6 meses y según supo Pinamardiario desde el municipio la idea es de llevar adelante una licitación pero solo por 18 meses, tiempo en el cual llegara un nuevo gobierno a Pinamar y las reglas de juego podrían ser otras, es por eso que la empresa plantearía no solo la seguridad de la recolección sino de continuidad laboral para todas esas familias por al menos 7 años. Claro que esto deberá ser evaluado no solo por el poder ejecutivo sino también por el deliberativo y esa decisión llegara con un concejo deliberante que tendrá un mapa político distinto al actual después de las elecciones del 14 de noviembre.

Por ahora las partes deberán mantener reuniones y charlas para evitar llegar a un conflicto en plena temporada de verano con una ciudad colmada de turismo. La empresa Santa Elena cabe acotar, viene realizando el trabajo para la cual fue contratada sin imcumplientos de contrato desde que se hizo cargo en los primeros años de gestión del intendente Yeza. Lo que piden desde el sector de los trabajadores es que se pueda comenzar a trabajar en los pliegos de bases y condiciones para la recolección de residuos en Pinamar, sobre todo suponemos para que no se produzcan puntos oscuros o de quiebre que deriven en posteriores conflictos.