Sin renovación y con posiciones divididas como comienza el año político el Frente de Todos Pinamar

Entre algunos dirigentes del  Frente de Todos Pinamar no vieron con buenos ojos la postulación nuevamente de Gregorio Estanga con un mega cartel en la ruta interbalnearia que es el inicio de la campaña del concejal y gerente de ANSES Pinamar de cara al próximo año, todo esto después de que esa fuerza política perdiera las dos últimas elecciones frente al intendente Yeza, esos mismos dirigentes del Peronismo local culpan a Estanga de no capitalizar todo lo que había pasado en la administración Yeza para ganar las elecciones. Advierten que las divisiones generada por la candidatura de Estanga fueron acrecentando las diferencias y los otros candidatos se fueron alejando de a poco del espacio lo que finalmente le dejo la elección en manos de la estructura oficialista.

Básicamente culpan a Estanga estos sectores de dividir el espacio y de no sumar a los que podían haberle dado una posibilidad al Frente de Todos de ganar una elección legislativa después de más de 15 años. Por este año la pregunta es si algo cambiara en la cabeza de los que manejan el Frente para darle a sus afiliados la posibilidad de ver un gobierno Justicialista? algo que no sucede desde el 2007 cuando Roberto Porretti gano la intendencia y después terminó preso por la denuncia de empresarios locales que lo acusaban de haberles pedido coimas por el uso de la calle trasera del ahora ex complejo KU.

Sin acuerdo de todos, Gregorio Estanga picó en punta y se postuló al 2023

La otra pregunta es si una interna dentro del Frente podrá no solo limar asperezas, sino sanar las heridas políticas que dejaron las decisiones tomadas por el sector de Estanga que solo unió posturas para las fotos de campaña y que no quiso ceder lugares dentro de la lista final lo cual terminó alejando a los otros candidatos. Puede El Frente de Todos y sobre todo el concejal Estanga tener una postura mas amplia y abarcativa que sume y no reste como viene sucediendo hasta ahora y en el 2023 sólo podrá sumar mas concejales al HCD y dejarle un camino fácil a los demás espacios políticos, porque algo quedó claro en la última elección, lo que no pudo el Frente, lo terminó capitalizando el vecinalismo en figuras como por ejemplo de Alejandro Oliveros y hasta el Propio Matías Melia. No supieron o no quisieron? capitalizar el enojo de la gente con la administración Yeza, porque en las primarias el escenario estaba planteado a favor del Peronismo que por esas cosas de la política Pinamarense no pudo superar el techo histórico y se quedó con tres concejales y aun asi no le alcanzó para lograr al menos una mayoría en el HCD.

Errasquin vuelve a ser presidente del PJ local y también intentará ser candidato a intendente.

Si El Frente de Todos no analiza seriamente su postura de encierro personal y político partidario, resulta difícil pensar que algo pueda cambiar, es decir si se siguen haciendo las cosas de la misma manera por lógica los resultados van a seguir siendo los mismos. Por lo pronto el Frente inicia el año en medio de discusiones internas sobre los espacios de poder que creceran o no de aca al 2023, y con la aparición de nuevos candidatos que buscan sanar y sumar, todo lo contrario de lo que se hizo hasta ahora, habrá que ver cómo los dirigentes actuales analizan ésa situación y lo mas importante si están dispuestos a ceder a las nuevas propuestas.

Comparti esta noticia en tus redes sociales