Polémica municipal por la instalación de un circo en el ingreso a Pinamar, nadie quiere hacerse cargo de la habilitación

En los últimos días en la intersección de las calles Bunge y Tridente se instaló en un terreno privado el reconocido circo Luxor que ya había estado en la ciudad, más precisamente en el predio del centro tradicionalista con una muy buena repercusión en la comunidad y en un predio que por sus dimensiones estaba apto tanto para el trabajo del circo como así también con comodidad para el estacionamiento de las personas que fueran a las distintas funciones que allí se realizaban.

Según pudo saber Pinamardiario por estas horas se desató una polémica interna dentro del municipio porque algunos funcionarios de primera línea no estaban al tanto de esta nueva ubicación en el ingreso a la ciudad y pegado a comercios y a casas de los vecinos del lugar, vecinos que están evaluando presentar una queja formal, no porque moleste un entretenimiento de estas características sino porque desde la instalación ocuparon espacios supuestamente públicos, con vehículos de gran porte, torres de iluminación y por la contaminación sonora que generará cuando comience a funcionar dicen los propietarios.

El problema comentaron a Pinamardiario desde el municipio es que ni la directora de habilitaciones estaba al tanto de lo que estaba sucediendo y hasta el propio intendente habría manifestado su desacuerdo en las formas en las que se dejó que los propietarios del emprendimiento que no tienen la culpa de los desacuerdos internos  comenzaron a trabajar sobre el predio privado. Según supo Pinamardiario ahora resta saber qué dice el código de ordenamiento urbano y si la empresa puede continuar con las actividades en ese lugar.

Comparti esta noticia en tus redes sociales